noviembre 12, 2018 dobuss

A lo largo de su vida, la mujer experimenta cambios hormonales que provocan que su salud oral se vuelva más frágil, produciendo el incremento de enfermedades asociadas a esta etapa: la menopausia.

Con el descenso en la producción de hormonas comienzan los primeros síntomas: los conocidos sofocos, dolores de cabeza e irritabilidad.

A esto, se van añadiendo los problemas estrechamente relacionados con la salud bucodental.

Con la bajada de los niveles de estrógenos, las encías pueden verse afectadas. De la misma forma, con la reducción de progesterona se produce una disminución de la densidad ósea de la mandíbula. Esto provoca una alteración en el sustento de las piezas dentales, y con ello, una predisposición mayor a padecer problemas orales serios:

La Gingivitis descamativa consiste en la pérdida o separación de las capas externas de las encías, dejando la raíz del diente expuesta. En consecuencia, el tejido gingival se enrojece, duele y llega a sangrar. También puede causar sensibilidad ante bebidas o comidas demasiado frías o calientes. Si una gingivitis descamativa no se trata a tiempo, puede desencadenar una patología más seria, como la periodontitis.

Al llegar a la menopausia, las glándulas salivales segregan menos cantidad de saliva, provocando enfermedades como la xerostomía o síndrome de la boca seca. Este problema bucal conlleva más riesgo de desarrollar caries, ya que el líquido salival favorece la limpieza de la cavidad oral, regulando los niveles de ácido y bacterias presentes en dicha zona.

Uno de los problemas postmenopáusicos más comunes es el síndrome de la boca ardiente, caracterizado por el ardor intenso y sensación de quemazón, tanto en los labios y las encías, como en la lengua.

Los problemas de osteoporosis están presentes durante la menopausia, y esto conlleva falta de densidad ósea que afecta, tanto a la cavidad oral como al resto del cuerpo. Existen diversos estudios que relacionan la osteoporosis con la enfermedad periodontal.  Por eso, es importante tratar la periodontitis, de lo contrario, puede provocar la pérdida de alguna pieza dental.

Dado que la menopausia es una etapa inevitable en la vida de una mujer, desde Clínica Dental Benítez Alcaide recomendamos que durante este período vital acudas con periodicidad a nuestra clínica para una revisión completa; además de establecer rutinas y cuidados saludables para tu boca con el fin de prevenir algunos de estos problemas orales.