noviembre 12, 2018 dobuss

Se conoce con el nombre de Onicofagia a la costumbre de morderse las uñas. Se considera una práctica nociva de la infancia, en la mayoría de los casos involuntaria, que puede convertirse con facilidad en hábito y perdurar en la edad adulta.

Según datos de la Academy of General Dentistry, un 41% de los niños que se muerden las uñas presenta daños en los dientes y las encías debidos al traumatismo constante producido por el mordisqueo.

Además de sus consecuencias estéticas, existen otras que muchos de nuestros pacientes desconocen, y que no son conscientes de cómo repercute en nuestra salud oral.

Desde Clínica Dental Benítez Alcaide te detallamos los efectos negativos que conlleva este hábito:

Provoca un desgaste en el esmalte de los dientes y causa microtraumatismos sobre las mucosas labiales, que pueden llegar a fracturar o a astillar alguna pieza dental, debido al raspado continuo que ejercen contra un cuerpo sólido. Este efecto, a largo plazo, puede producir un aumento de la sensibilidad dental.

Dado que el movimiento al morderse las uñas es repetitivo, tanto la arcada como el paladar pueden padecer deformaciones, ocasionando un desequilibro en el hueso.

La gran cantidad de bacterias acumuladas debajo de las uñas aumenta la posibilidad de padecer infecciones en la cavidad oral. Cabe destacar que, si sumamos una inadecuada higiene bucodental y, hábitos nocivos como el tabaco o el alcohol, la posibilidad de sufrir enfermedades periodontales y halitosis se incrementa.

El propio desgaste al que sometemos las piezas dentales puede dar lugar a pequeñas perforaciones en las que se acumulan restos de comida. Morderse las uñas provoca a largo plazo daños en la sustancia adamantínea frontal que se halla en nuestros dientes, lo que aumenta la posibilidad de contraer caries en las zonas afectadas.

En Clínica Dental Benítez Alcaide tratamos a menudo con pacientes que padecen esta patología oral. Si padeces esta enfermedad, no dudes en venir a visitarnos. Nuestros expertos te ayudarán a corregir este problema, y mejorar así tu salud bucodental.