marzo 22, 2021 publidental

Cuando recibimos un impacto en uno de nuestros dientes, la pieza dental comienza a perder su blanco natural, volviéndose gris oscuro, porque el riego sanguíneo se detiene. Pero antes, existe un estado intermedio en el que los dientes están calcificados.

Desde nuestra clínica dental en Puente Genil te explicamos qué es un diente calcificado y cómo se trata.

¿Qué son los dientes calcificados?

El 20% de la población sufre en algún momento un traumatismo dental. Es muy habitual en niños de entre 6 a los 12 años y, aunque la secuela más visible y directa es la fractura de la pieza dental, el impacto también puede afectar a su estructura interna.

En el interior del diente se encuentra la pulpa, un tejido blando que contiene las fibras nerviosas y vasos sanguíneos del diente. Cuando recibimos un golpe, es posible desarrollar necrosis pulpar, es decir, que se detiene el riego de sangre. Esto supone una decoloración del diente, que adquiere un tono muy oscuro

Pero, tras un golpe, también es posible que el diente quede calcificado. El canal radicular queda parcialmente obstruido y, con el paso del tiempo, el diente comienza a tener un tono amarillento.

¿Se puede devolver el color blanco a los dientes?

Si el diente ha sido endodonciado, el blanqueamiento dental tradicional no es eficaz, pero podemos recurrir al blanqueamiento interno. Este consiste en aplicar un gel blanqueador en el interior de la pieza dental y sellarla de forma provisional para dejar que el producto actúe durante 7 días. Tras conseguir el tono deseado, lo sellamos de manera permanente.

Otra opción muy habitual es recurrir a las carillas dentales, con las que podemos conseguir una sonrisa homogénea y blanca.

En nuestra clínica dental en Puente Genil, estudiamos tu caso en particular y te aconsejamos el tratamiento más adecuado para ti. Si nos necesitas, no dudes en contactar con nosotros. ¡Te esperamos!