Prótesis Dentales
C/ Aguilar, 116 - Bajo Puente Genil (Córdoba). 14500

Prótesis dentales en Puente Genil

Nuestro mayor objetivo es recuperar su funcionalidad y devolverle su bienestar.

¡Eso es lo primero, aunque no lo único!

Los mejores precios para prótesis dentales de cualquier tipo

Una prótesis dental es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical y repone los dientes.

Toda prótesis, sea del tipo que sea, debe tener un sistema de retención eficiente, es decir, que la restauración se mantenga sujeta en la boca y no se caiga o salga de su posición, de no ser así la masticación, deglución y fonética, se verán afectadas e incluso imposibilitadas.

Con nosotros no habrá sorpresas, venga y compruébelo usted mismo.

Las funciones de la boca que ante todo se deben recuperar son: una masticación eficaz (eficiente trituración de los alimentos), y segundo una fonética adecuada, que permita al paciente una adecuada y fácil comunicación.

Disponemos de diversos tipos de prótesis

Prótesis dentales fijas

Una prótesis dental fija o definitiva se coloca con la ayuda de unos implantes (su número puede oscilar en función de cada tratamiento/paciente) fijados previamente al maxilar e integrados en el hueso. Sobre estos implantes se atornillará la dentadura, como si de una normal se tratase. Los implantes, además, cumplen la función de la raíz natural de los dientes: absorber el movimiento y fuerza de la masticación.

Una colocación que habitualmente hace que la persona recupere la total funcionalidad de su boca y que incluso les hace olvidarse de que la llevan. Ahora bien, no todos pueden llevarlas, pues esto dependerá de la salud del hueso y los tejidos.

Su principal virtud es: la adherencia, que no se despegan y que permiten funcionar como si de nuestra dentadura de toda la vida se tratara, como si fuesen nuestros dientes naturales.

Prótesis dentales removibles

Se trata, como su propio nombre indica, de aquellas que podemos quitarnos y ponernos tantas veces como queramos. Es uno de los primeros sistemas de prótesis que apareció, que actualmente se encuentra muy evolucionado y que ofrece un aspecto discreto.

Puede ser parcial o completa. También están recomendadas en aquellas personas que están pensando en hacerse una prótesis fija, como método de transición. En todo caso, ambas se elaboran a medida y en función de las necesidades del individuo para que no se mueva y se adapte a su anatomía.

Son también más económicas y constituyen una alternativa estupenda para aquellos que por razones médicas no pueden elegir la primera de esta lista. Eso sí, deberás limpiarla al menos una vez al día o después de cada comida. Algo que puede resultar un tanto incómodo, pues no resulta igual de ágil cepillar los dientes en la propia boca que hacerlo fuera de ella. Tampoco es recomendable dormir con ella, de manera que deberemos ir con cuidado.

¿La razón? Que los tejidos sobre los que se apoya necesitan descansar. Además, el paciente no acaba de recuperar la fuerza original de la mordida, y se debe tener en cuenta que las coronas de acrílico pueden ser un poco menos estéticas.

Dentro de las prótesis existe una técnica que está a caballo entre ambos tipos. Son las llamadas sobredentaduras o prótesis removibles sobre implantes dentales.

Las sobredentaduras o prótesis removibles sobre implantes dentales son también llamadas prótesis mucosoportadas e implantorretenidas. Esto se debe a que para mantenerse estables en la cavidad bucal combinan el soporte mucoso de las encías con el anclaje de cierto número de implantes. Se trata de una evolución de las tradicionales prótesis completas o dentaduras de toda la vida que, gracias a los implantes dentales, consiguen una mejor retención y estabilidad, a la vez que una mayor comodidad para el paciente ya que son más pequeñas y no tienen paladar. No necesitan pegamentos ya que se sujetan mediante un sistema de “click” a los implantes, lo que le aporta una mayor seguridad al paciente. Hay que tener en cuenta que al ser removibles comparten las mismas desventajas que las anteriores.