noviembre 12, 2018 dobuss

La endodoncia es un tratamiento odontológico que consiste en extirpar la pulpa dental de una pieza afectada por algún tipo de problema irreversible, para rellenar y sellar posteriormente la cavidad pulpar con un material inerte. Es lo que comúnmente se denomina ‘matar el nervio’, y tiene como objetivo mantener toda la funcionalidad de la pieza afectada, así como el estado natural de la encía y del hueso.

Este tratamiento únicamente puede realizarse por un odontólogo con los conocimientos adecuados, además de los medios necesarios para llevar a cabo la endodoncia en cualquier situación.

Cuándo es necesario practicar una endodoncia

La endodoncia es el remedio para un diente que se encuentra dañado por caries profundas irreversibles, traumatismos y otras lesiones que han afectado a la pulpa y que no tienen solución. En esos casos, aparecerá sensibilidad y dolor en el diente, y es posible que surjan también otros problemas, como la presencia de flemones. Para dichas situaciones, la única forma de conservar las funciones de la pieza dental es realizar una endodoncia.

Proceso de realización de una endodoncia

La endodoncia es un proceso que no resulta doloroso, ya que al realizarlo se aplican anestésicos locales de alta eficacia y duración. Una vez anestesiada la zona, el odontólogo procederá a realizar una apertura en la corona del diente, mediante la cual se accede a la pulpa para extraerla por completo.

El siguiente paso es limpiar los conductos en profundidad para dejarlos asépticos y evitar que puedan aparecer infecciones o cualquier otro problema. Finalmente, se realiza el sellado del diente cuando la pieza está ya insensibilizada, conservando su funcionalidad y evitando que vuelva a aparecer algún tipo de dolor.

En algunas ocasiones, puede ser necesaria la colocación de una corona para proteger el diente y la realización de una radiografía de control para comprobar la efectividad del tratamiento.

Si tienes algún problema dental, no dudes en venir a visitarnos y consultar con un profesional de confianza, porque solo así protegerás la buena salud de tus dientes.